miércoles, 26 de octubre de 2011

ARBENZ FIN DEL EXILIO / END OF EXILE


Seguimiento fotográfico de la repatriación de los restos del Presidente Jacobo Arbenz Guzmán y del sepelio de su esposa María Vilanova de Arbenz. / Photo essay of the repatriation of President Jacobo Arbenz Guzman remains and his wife Maria Vilanova's burial.


Yo no viví la época de Arbenz pero la mamé del pecho de mi Madre. Ella, como buena conservadora, la detestaba, pero debo reconocer que me la trasladó y ayudó a construir ese imaginario en mi mente. Desde entonces me acompaña, asusta y apasiona. -Los "minutos" en la sexta avenida hasta que los soldados se cansaron y dispararon. "-nos metimos en la (pastelería) Simón, tu Mamá y yo, y oíamos el aguacero de balas en el techo", me contó mi abuela. Las dormidas sobre el piso iluminados por una veladora porque "podían pasar disparándole a las casas". Los volantes contra Arévalo tirados en la calle, por si quería volver a "La Guayaba". Los comunicados oficiales leídos por Otto René Mancilla martillando "quedan suspendidas todas las garantías y se prohíbe las reuniones de más de cinco personas"-. Miedos y recuerdos relacionados con el desasociego de vivir en una sociedad disfuncional, que me siguen y demandan contribuir a que las cosas cambien. / 

I did not live Arbenz's time but I sucked that history from my Mother's breasts. She, as a good conservative, hated it, but I have to acknowledge she passed it to me and helped me to construct that imaginary in my mind. Since then it accompanies, frightens and passions me. It makes me think of the stories my grandmother told me about those days and how she run away from bullets during demonstrations. Also reminds me when we had to sleep in the floor lighted with candles because of fear of being wounded by a lost bullet from somebody passing in the street in front of our house. Fears and memories related with the unrest of living in a dis functional society that follow me and demand me to contribute in changing reality.
Repatriación. Arribo a Guatemala del avión Fuerza Aérea Guatemalteca 555 que transporta desde San Salvador  los restos del Presidente Jacobo Arbenz Guzmán. Base FAG. Guatemala, 19/10/95. / "Repatriation". Arrival of the Guatemalan Air Force plane carrying Arbenz's remains. October 19 1995.
Cadetes de la Escuela Politécnica cargan los restos del Presidente Jacobo Arbenz Guzmán mientras se disparan 21 salvas de cañón como parte de las ceremonias en su honor en ocasión de la repatriación de sus restos. Base FAG. Guatemala, 19/10/95. / Members of the Army academy hold President Arbenz coffin while canons give a 21 shot salute in his honor.
"Fin del exilio". María Vilanova (centro) viuda del Presidente Jacobo Arbenz, acompañada por su nieto Erick (izquierda), se dispone a descender del avión después de permanecer 41 años fuera del país. Base FAG. Guatemala, 19/10/95.
"El exilio no significa, para quién tiene dignidad y honor, cambiar de lugar de residencia, sino significa someterse a distintos tipos de humillaciones y adversidades". M.V. de A. 
"End of Exile". Maria Vilanova (Center) together with her grandson prepares to descend from the plane after a 41 years exile.
María Vilanova de Arbenz y Erick Arbenz (Izquierda) avanzan para abordar el vehículo que los llevará al Palacio Nacional. Base FAG. Guatemala, 19/10/95.
"El caballo del soldado del pueblo". Como parte del ceremonial, un caballo con un par de botas colocadas en los estribos y un espadín, espera para acompañar el cortejo. Base FAG. Guatemala, 19/10/95.
"The Horse of the People's Soldier". As part of the ceremony a horse wearing a pair of boots and a sword, waits to go with the cortege.
El armón halado por caballos que traslada los restos del Presidente Jacobo Arbenz de la Fuaerza Aérea al Palacio Nacional, transita por la 9a. avenida y 10 calle de la zona 1. Guatemala 19/10/95.
Un obrero observa el paso del cortejo con los restos del Presidente Arbenz por las calls del Centro Histórico de la Ciudad de Guatemala. 19/10/95. / A worker observes Arbenz funeral cortege.
"Todas las riquezas de Guatemala no son tan importantes como la vida, la libertad, la dignidad, la salud y la felicidad del más humilde de sus ciudadanos". J.A.G.
María Vilanova de Arbenz sostiene el diploma de Doctor Honoris Causa otorgado por la Universidad de San Carlos de Guatemala de manera póstuma a su esposo. La ceremonia se llevó a cabo en el MUSAC, antigua Facultad de Ciencias Económicas. Guatemala, 19/10/95.
"La revolución guiando al pueblo". Cientos de personas acompañan el cortejo con los restos del Presidente Arbenz por la 9a. avenidda y 9a. calle del Centro Hitórico de la Ciudad de Guatemala. 19/10/95.
"Ese sí era soldado" gritan simpatizantes que corean vivas a Arbenz mientras acompañan el cortejo con sus restos. Guatemala, 19/10/95.
 
Miles de personas acompañan los restos del Presidente Jacobo Arbenz a su paso por la Plaza Mayor. Minutos antes, en el crucero de la 7a. avenida y 8a. calle, la multitud obligó a los soldados encargados de conducir el armón, a desviarse por la 8a. calle hacia la 6a. avenida. Al fondo se dibuja ominosa la silueta de la Catedral como recuerdo del papel que jugó la iglesia en la interrupción del proyecto democrático en 1954. Guatemala, 19/10/95.
 Cientos de personas exigen que el armón con los restos de Jacobo Arbenz doble sobre la 6a. avenida hacia el lugar donde fue asesinado el 20 de octubre de 1978 el estudiante universitario Oliverio Castañeda De León. Guatemala, 19/10/95.
Manolo Vela Castañeda; Sacretario de la AEU, pronuncia un discurso frente a los restos de Jacobo Arbenz, en el lugar donde cayó asesinado el estudiante Oliverio Castañeda De León. Guatemala, 19/10/95.
Rompiendo el protocolo y antes que los cadetes encargados del ceremonial carguen los restos del Presidente Jacobo Arbenz, cientos de personas en la plaza toman el ataúd y se dirigen hacia el Palacio Nacional. Guatemala, 19/10/95.
Una multitud cargando los restos del Presidente Arbenz irrumpe y asciende por la escalinata del Palacio Nacional para dirigirse al Salón de Recepciones, ante la perplejidad e impotencia del equipo de seguridad y cadetes que hacen guardia. Guatemala, 19/10/95.
Cientos de personas corean frenéticamente ¡Arbenz!¡Arbenz! saltando alrededor del féretro que contiene los restos del Presidente en el salón de recepciones. La multitud irrumpió en el Palacio Nacional sin que el equipo de seguridad pudiera evitarlo. El Palacio se llenó otra vez, como la noche en que tomó posesión Jacobo Arbenz en 1951. Guatemala, 19/10/95.
Un hombre saluda sorpresivamente a María Vilanova a su ingreso al Salón de Recepciones del Palacio donde se velarán los restos de su esposo. Guatemala, 19/10/95.
Un hombre abraza afectuosamente el ataúd que contiene los restos del Presidente Arbenz durante la velación en el salón de recepciones del Palacio Nacional. Guatemala, 19/10/95.
Ramiro De León Carpio, y Arturo Herbruger, Presidente y Vicepresidente de Guatemala, hacen guardia en el Palacio Nacional a los restos de Jacobo Arbenz Guzmán, como parte de las ceremonias de honor en ocasión de la repatriación de sus restos.  Herbruger estuvo también presente como Presidente de la Corte Suprema de Justicia cuando Arbenz fue investido como Presidente de la República en 1951. Guatemala, 19/10/95.
María Vilanova habla con su nieto Erick Arbenz, sentados en un sillón, mientras la multitud corea ¡Arbenz!, ¡Arbenz! en el salón de recepciones del Palacio Nacional. Guatemala, 19/10/95.
Después de horas de tensas negociaciones entre el Gobierno y las organizaciones populares para decidir quienes sacarían los restos de Jacobo Arbenz del Palacio, mujeres y hombres del movimiento popular bajan por la escalinata del Palacio Nacional cargando los restos al inicio del cortejo hacia el Cementerio General.  Guatemala, 20/10/95.
Frente al Palacio Nacional miles de personas observan con admiración la salida del ataúd conteniendo los restos de Jacobo Arbenz. Guatemala, 20/10/95.
“Apoteosis”. El cortejo del entierro de Jacobo Arbenz inicia su recorrido a pie desde el Palacio Nacional  hacia el Cementerio General. Guatemala, 20/10/95.
El cortejo con los restos de Jacobo Arbenz pasa por la esquina de la 6ª. Avenida y 9ª. Calle zona 1 en su recorrido hacia el Cementerio General. Una multitud de obreros, intelectuales, maestras, estudiantes y periodistas hacen turnos para llevarlo en hombros. Guatemala, 20/10/95.
María Vilanova de Arbenz canta el Himno Nacional de Guatemala, acompañada por un estudiante, su nieto Erick (centro) y cientos de personas durante el entierro de los restos de su esposo el Presidente Jacobo Arbenz. Los restos fueron repatriados después de permanecer en México y El Salvador desde la muerte de este en 1971. Guatemala, 20/10/95.

"Más hoy después de tanto dolor
es hora de hacer convenios
y hablar de la tan anhelada Paz".
M. V. de A.

Familiares de personas desaparecidas y asesinadas durante la represión y la guerra interna devenida de la interrupción del proceso democrático en 1954, visitan por primera vez un primero de noviembre el mausoleo donde días antes quedaron sepultados los restos de Jacobo Arbenz. Cementerio General. Guatemala, 1/11/95.
El 19 de enero de 2009, Jacobo Arbenz Vilanova besa la urna conteniendo las cenizas de su Madre María Vilanova antes de depositarlas en la tumba junto a los restos de su Padre el Presidente Jacobo Arbenz Guzmán.  María murió en San José, Costa Rica el 5 de enero de 2009.
Jacobo Arbenz Vilanova y su Esposa Kathy después de depositar las cenizas de su Madre María Vilanova de Arbenz en el mausoleo donde descansan los restos del Presidente Jacobo Arbenz. Guatemala, 19/01/09
Una niña sostiene el retrato de María Vilanova de Arbenz y un ramo de rosas rojas durante el entierro de sus cenizas en el mausoleo donde descansan los restos de su esposo. Guatemala, 19/01/09
María Vilanova Castro de Arbenz. Guatemala, 21/10/95
"Ya viví exilios y destierros
y todos los disfraces de la Muerte,
pero Tú me creaste para amarte
y sólo los que no te aman están muertos"
M. V. de A.
















2 comentarios:

  1. Es maravillosa la manera en la que usted logra llevar a alguien tan joven como yo a esa parte tan impactante de la historia. Gracias Daniel, recuerdo sus comentarios acerca de esta exposición en casa del Mtro. Juan de Dios; la verdad es magnífica. Felicidades. [Alexandre Franko]

    ResponderEliminar
  2. Lástima la pompa con que acompañaron sus restos miles de gentes vitoreando a alguien que el tiempo llegó a cubrir de gloria. Como se olvidaron de la traición que en aquel entonces le jugaron. Que quede la vergüenza sobre todos esos "judas" que le voltearon la espalda y que se vendieron a otros y la honra para esos jóvenes cadetes que quisieron rescatar el honor del ejercito aquel 2 de Agosto.

    ResponderEliminar